Desempleo estructural creciente


Escribí el año pasado un artículo en relación al mercado de trabajo del futuro, que fue publicado en El Economista (también en mi blog de economía). En él intentaba explicar cómo estaba cambiando el mercado de trabajo en las economías occidentales y cómo podría ser en el futuro.

En el punto 6 de “Creación de valor y mercado de trabajo” indicaba lo siguiente: “La sociedad deberá prepararse mejor para poder tolerar y convivir con un porcentaje de personas que se encontrarán en dicha situación (de desempleo), y al mismo tiempo se tendrá que dotar de los mecanismos económicos adecuados para evitar la bipolaridad y exclusión social”.

También decía que “la reducción de horas de trabajo agregadas, derivada del incremento de la productividad, acompañada de un aumento del consumo en una proporción menor, produce, irremediablemente, desempleo.”

Pues bien, recientemente, Willem Buiter, economista jefe de Citigroup, antiguo alto directivo del Banco de Inglaterra, fue entrevistado por Business Insider acerca de la crisis de deuda de la eurozona y de la UE en general. Entre otros muchos asuntos, donde dota al BCE de un papel fundamental en la resolución de la crisis de confianza, habla acertadamente de la “nueva normalidad para Europa, Estados Unidos y otros países desarrollados” caracterizada por nulos o muy reducidos crecimientos del PIB conviviendo con altas y/o crecientes tasas de desempleo.

Coincido con Buiter en que nos enfrentamos a una situación económica de crecimiento cero o próximo a él, pero a diferencia de éste, defiendo que la economía no puede crecer de forma indefinida (“Los límites al crecimiento”), ya que nos enfrentamos en primer lugar a un mundo finito, con recursos igualmente limitados. Otros motivos, como la demografía necesariamente limitada como es lógico, pero también otra serie de factores circunstanciales o fijos, aunque básicamente nos enfrentamos a límites por parte de la demanda. La demanda ha creciendo en las últimas décadas, pero este crecimiento, especialmente en los últimos 15 a 20 años, estuvo motivada por la facilidad de endeudamiento de las empresas, gobiernos y familias, que ha tocado a su fin.

Esta idea la vengo desarrollando en diversos artículos dentro de la sección “mercado de trabajo” de mi blog.

Nos encontramos con dos ideas básicas para ilustrar el problema del desempleo creciente:

Por una parte, lo que afirmo en tono jocoso: “somos excelentes exportando nuestros puestos de trabajo”. Las empresas de los países occidentales, gracias al proceso de globalización han desplazado multitud de industrias a países básicamente de Asia, o han subcontratado la producción en fábricas locales de esos países. En este proceso, las empresas y los gobiernos olvidaron que el desplazamiento de la producción fuera de nuestras fronteras también significa que los puestos de trabajo se exportan. Por tanto, si bien es cierto que las primeras empresas que establecieron esa estrategia, resultaron obtener unos beneficios enormes dado que la producción se abarataba considerablemente mientras que los precios en occidente permanecían más o menos estables, con el tiempo se han encontrado con que las economías occidentales empiezan a contar con una elevada y/o creciente tasa de desempleo que ya podemos calificar de estructural. De ahí que mis comentarios referentes a dotarnos de medios económicos adecuados para evitar la exclusión social, tengan un contenido relevante.

Por otro lado, especialmente los norteamericanos, han descubierto dolorosamente que su política fiscal de permitir que los super-ricos tengan unos tipos impositivos reducidos, convencidos de que son éstos los que crean puestos de trabajo, era completamente falsa. Los super-ricos han dedicado sus plusvalías a invertirlas en la “banca en la sombra” (denominación que Krugman otorga a la banca especializada en movimientos especulativos, sin producir nada positivo para la sociedad, y mucho menos, puestos de trabajo), o los han derivado hacia economías asiáticas, donde podrían obtener muchos más beneficios. Famoso es el “data center” de Apple, una inversión de más de 1000 millones de dólares, para ubicar y seguir desarrollando su “cloud computing”, en la que sólo se han creado 50 puestos de trabajo. Hablamos de una de las empresas más solventes del mundo, claro.

No podemos argumentar, como desacertadamente indicó el anterior Ministro de Trabajo en España y otros miembros del gobierno que se trate de un problema de falta de cualificación. Nada de eso, España tiene el triste récord de ser el país de la UE con más sobrecualificación.

Mientras el desempleo se consolida, pasando a ser estructural y/o creciente, una tendencia sin futuro social sosegado, salvo que nos dotemos de los medios económicos adecuados para evitar esa exclusión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadísticas / Stats

    • 64,074 visitas
  • Izadi® Asset Management

    Photos by Manuel Caraballo Callero
  • Contacto / Contact

    Web: http://www.izadi-ag.com

    email: info@izadi-ag.com
    Personal email: mcc.callero@gmail.com

    Tel.: +34 928 681 692
    Móvil / Mobile: +34 692 041 153
    ----------
    Photos are made by / Fotos realizadas por Manuel Caraballo

A %d blogueros les gusta esto: