La posibilidad de abandonar el euro


 

Diversos economistas de prestigio (Krugman, Stiglitz, Rogoff, Roubini,…) han escrito en las últimas semanas o se han pronunciado en alguna entrevista acerca de la posibilidad de que algunos de los países del euro salgan del sistema para poder combatir más eficazmente la grave crisis económica por la que están atravesando.

Pero los costes que tiene para la UE la salida de cualquier país de la zona euro, especialmente si es una economía tan importante como la de España, son tan elevados, que la existencia futura de la propia UE dependerá de la correcta gestión que se haga ahora de los problemas económicos, y sobre todo de la deuda de los Gobiernos.

Sería conveniente consultar los detalles de estos problemas en el artículo de 2 de diciembre de 2010 en The Economist cuyo enlace es este.

Por otro lado, ni siquiera a las grandes potencias de la UE, especialmente a Alemania, les interesa que ningún país salga de la zona euro por dos motivos importantes:

1. La salida del euro se produciría por la quiebra (o riesgo de quiebra) de ese país. Ésta significa suspender los pagos al exterior, al menos momentáneamente, y hay que recordar que una buena parte de la deuda privada y pública de España está en manos de grandes bancos de Alemania. Nosotros tenemos que comprender que Alemania apoyó el rescate de Irlanda precisamente por este motivo. La suspensión de pagos de España supone, entre otros problemas, la quiebra del sistema de pensiones de los alemanes y eso sería un caos para todos, y no solo para los germanos. Información muy detallada en artículo de Ignacio de la Torre el 1/12/2010.

2. La salida del euro de España, por ejemplo, se realizaría con el fin único de proceder a la devaluación de la moneda que sustituya al euro para que la economía sea más competitiva y así poder crear puestos de trabajo. Esto ayudaría a una recuperación y a una mejor posición para la devolución de la deuda. Aunque ésta se paga en euros, como es lógico, para España le supondría un incremento de dinero a devolver, aunque la moneda que la sustituya se deprecie. Los sueldos y los impuestos no suben al mismo tiempo que las devaluaciones posibles de la moneda, ni siquiera en la misma proporción a largo plazo, necesariamente.

Como indica Krugman en un excelente artículo: The Spanish prisoner.

Los intereses de Alemania en el proyecto euro son actualmente de una cuantía tal, que España seguirá presa del euro. La salida deberá ser por otras vías como la ganancia de productividad y la pérdida de masa laboral. La emigración forzosa retorna.

Pero esa es otra historia.

 

Escrito por Manuel Caraballo Callero
Economista de Izadi AG
Twitter @izadiag

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadísticas / Stats

    • 64,074 visitas
  • Izadi® Asset Management

    Photos by Manuel Caraballo Callero
  • Contacto / Contact

    Web: http://www.izadi-ag.com

    email: info@izadi-ag.com
    Personal email: mcc.callero@gmail.com

    Tel.: +34 928 681 692
    Móvil / Mobile: +34 692 041 153
    ----------
    Photos are made by / Fotos realizadas por Manuel Caraballo

A %d blogueros les gusta esto: