¿Por qué la inacción de nuestro gobierno?

Hay una viñeta circulando por la red desde hace tiempo donde se ve a Rajoy en una mesa con dos montañas de papeles. En una de las montañas dice “problemas pendientes de resolver” y en la otra pone “problemas resueltos por el tiempo”.

Se trata de un chiste muy ocurrente que nos hace mucha gracia, si no fuera porque la inacción del gobierno es creador de desempleo masivo.

Anuncios

La solución no es más endeudamiento

Y sin embargo, la solución que han planteado algunos gobiernos a la crisis actual, más endeudamiento, no parece que haya conseguido los resultados que se buscaban. Hablo más concretamente del gobierno de EE.UU. siguiendo una política keynesiana que ayudó sin duda a salir de la Gran Depresión y a la recuperación después de la II … Sigue leyendo

Gobiernos sin ideas para salir del atolladero

Los niveles inimaginables de endeudamiento de los gobiernos en términos de PIB, sólo habían sido vistos en épocas de conflictos bélicos, que normalmente se solucionaban a base de defaults, inflaciones altas o condonaciones de deudas, o una mezcla de todas ellas, junto a altas tasas de crecimiento económico derivados de inversiones que suplían las dañadas infraestructuras. Pero esos niveles de endeudamiento en países desarrollados en tiempos de paz es un fenómeno no visto hasta ahora y al que los economistas no somos capaces de dar una solución sin dañar la estructura económica y el empleo.

El problema ya está resuelto

España tiene más políticos que Alemania, a pesar de ser también un Estado descentralizado con el doble de población que nosotros, concretamente más de 445.000 políticos, a los que hay que sumar una cantidad indeterminada de asesores. A esto unimos varios miles de empresas públicas, la inmensa mayoría sin utilidad “pública”, prácticamente todas deficitarias que se nutren del dinero del contribuyente, y cuya finalidad básica es buscar una ubicación a políticos en retirada o incómodos, servir al clientelismo político o directamente para colocar a hijos y familiares de los cargos políticos.

Condiciones extraordinariamente desfavorables

En estos momentos, la deuda pública española ronda el 80% del PIB, las familias el 180% y las empresas el 120%, y entre todas debemos devolver hasta finales de 2013 casi un billón de euros, es decir, prácticamente el 100% de nuestro PIB. En un entorno de crecimiento cero o negativo, nadie podrá creer que cumpliremos con nuestros compromisos de devoluciones. En su lugar, nos espera una avalancha de refinanciaciones y muchos incumplimientos de pago.

Falso ajuste

¿Qué motivos de tipo económico se pueden esgrimir para defender la existencia de empresas permanentemente deficitarias con servicios de dudosa o nula utilidad pública? ¿Qué sentido tiene en pleno siglo XXI que, por ejemplo, una televisión (actividad netamente privada) sea sustentada con el dinero del contribuyente, mientras se recortan servicios muy importantes para la competitividad de nuestra economía en el futuro?
Tal como sospechábamos muchos, el equilibrio de las cuentas públicas vendrá en mayor medida por la vía del incremento de la presión fiscal (subidas de tipos impositivos y nuevas tasas o incrementos de las existentes), asfixiando más aún a la economía productiva, mediante una mayor presión sobre el ya reducido consumo dentro de la espiral negativa en la que nos encontramos.

¿Un “Mario Monti” para España?

Si unimos la deuda pública central con las autonómicas y locales, además de pasivos frente al BCE, etc., etc., resulta que nuestra deuda pública total es de 1,32 billones de euros, lo que representa nada más y nada menos que el 133,8% del PIB, es decir prácticamente el doble de lo que indican las estadísticas oficiales.

La estrategia de perder-perder a la que se enfrenta España

El gobierno se encuentra en una tesitura de difícil equilibrio. Tal como indica el ministro de economía, De Guindos, si no se hacen los ajustes suficientes, el mercado penalizará la deuda española, y si nos pasamos igualmente la penalizará porque unos presupuestos demasiado restrictivos hundirán cada vez más la economía, y con ello nuestra capacidad de pago. Nos enfrentamos por tanto a una estrategia de perder-perder, que no acepta margen de error.

Nuestro futuro económico depende de lo acertado de ese presupuesto y de su ejecución.

Sesgo grave de la economía y Rajoy no comparece

Tras las elecciones generales pasadas, se esperaba que el mismo lunes (o el martes) el ganador de las mismas, Mariano Rajoy, compareciera ante los medios para explicar los detalles de su programa electoral. Sé que no es lo que normalmente se le exige al ganador de unas elecciones, pero es que la situación económica por la que transita España y el resto de la UE no es normal. La economía experimenta un grave sesgo ante la incertidumbre general, mientras Rajoy no comparece.

  • Estadísticas / Stats

    • 65,610 visitas
  • Izadi® Asset Management

    Photos by Manuel Caraballo Callero
  • Contacto / Contact

    Web: http://www.izadi-ag.com

    email: info@izadi-ag.com
    Personal email: mcc.callero@gmail.com

    Tel.: +34 928 681 692
    Móvil / Mobile: +34 692 041 153
    ----------
    Photos are made by / Fotos realizadas por Manuel Caraballo