Estamos gobernados por incompetentes

“(…) el problema de fondo no es básicamente que la medida sea justa o propia de un cuatrero, sino el problema fundamental es la enorme desconfianza que genera en todos los ciudadanos europeos respecto a su legítimo dinero, hacia sus gobernantes y hacia el propio sistema. Más aún, la desconfianza en Europa por parte del resto del mundo.”

Anuncios

¿Crecer como Francia y Alemania?

Rajoy fue entrevistado hace unos días por la televisión pública por primera vez después de estar ocho meses como presidente del gobierno, lo que no deja de ser muy interesante. Entre las cuestiones que desarrolló, hubo dos que son muy curiosas (o extravagantes) desde mi punto de vista:

El 2013 será bastante mejor que el presente año.
En cinco años España tendrá tasas de crecimiento similares a Francia y Alemania.

Banco Malo y Rescate: las caras de una misma moneda

Lo del temor de nuestro gobierno a la “sistematicidad” de nuestros bancos (o ex-cajas), me inclino a pensar que tal problema no existe –si exceptuamos al Santander, BBVA y tal vez a CaixaBank–, y que realmente lo que se está haciendo es defendiendo los intereses muy concretos de una parte de nuestra casta financiera, además de intentar tapar la penosa gestión de entidades dirigidas por políticos y sindicalistas. Y nada más que eso.

Crear empleo con estancamiento económico

Sanear el sistema financiero, desapalancar el sector privado, equilibrar las finanzas públicas, incrementar las inversiones en sectores estratégicos como el sector primario especializado y la generación de energías alternativas, recuperar la imprescindible unidad de mercado, reestructurar las múltiples y agigantadas administraciones públicas,… son medidas indispensables que ayudan a conseguir ese objetivo, aunque no sean las medidas que lo van a provocar finalmente.
Esas medidas ayudarán a recuperar la CREDIBILIDAD perdida por España, y esa credibilidad será la que finalmente atraiga inversiones creadoras de puestos de trabajo.

El problema ya está resuelto

España tiene más políticos que Alemania, a pesar de ser también un Estado descentralizado con el doble de población que nosotros, concretamente más de 445.000 políticos, a los que hay que sumar una cantidad indeterminada de asesores. A esto unimos varios miles de empresas públicas, la inmensa mayoría sin utilidad “pública”, prácticamente todas deficitarias que se nutren del dinero del contribuyente, y cuya finalidad básica es buscar una ubicación a políticos en retirada o incómodos, servir al clientelismo político o directamente para colocar a hijos y familiares de los cargos políticos.

Condiciones extraordinariamente desfavorables

En estos momentos, la deuda pública española ronda el 80% del PIB, las familias el 180% y las empresas el 120%, y entre todas debemos devolver hasta finales de 2013 casi un billón de euros, es decir, prácticamente el 100% de nuestro PIB. En un entorno de crecimiento cero o negativo, nadie podrá creer que cumpliremos con nuestros compromisos de devoluciones. En su lugar, nos espera una avalancha de refinanciaciones y muchos incumplimientos de pago.

Rescatar a España

Nuevamente, tenemos un problema de origen político: ni el gobierno, ni el principal partido de la oposición quieren una intervención directa sobre nuestra economía por parte de las instituciones europeas o el FMI, eso supondría, no una vulneración del “orgullo” de nuestro presidente (…), sino una reducción drástica de nuestros elevados costes políticos (que no públicos) con el que tenemos sobre-dotadas nuestra economía y nuestra organización administrativa del Estado, de la que ya he hablado en otros artículos.

El BCE apoya a España

Un reciente artículo publicado por la revista The Economist el pasado día 10 de noviembre “Why the ECB might want to back Spain” (algo así como “Por qué el BCE podría querer apoyar a España”) indica como posible solución que se llegue a un acuerdo con nuestro futuro gobierno de forma que el BCE compre deuda para mantener los tipos en torno al 3,5%, un tipo asumible, a cambio del compromiso de establecer importantes reformas en nuestra economía. Es una forma de que Italia vea cómo se desenvuelven los acontecimientos y que tomen las medidas que han prometido pero que no han implementado aún, lo que produjo la rápida salida de Berlusconi.

El caso Dexia

¿Por dónde empezar cuando el desastre es tan grande?

Resulta que tenemos que rescatar a uno de los grandes bancos europeos dividiéndolo en tres partes: una que se lo queda un fondo de inversión de Katar, otro en manos del gobierno belga, que venderá en un futuro sin especificar, y el resto se convertirá en un “banco malo” donde irán a parar los activos tóxicos que posee el banco, y que se repartiría entre Bélgica, Francia y Luxemburgo.
Hablamos de bonos basados en hipotecas subprime norteamericana (unos 7.000 millones), deuda de determinados países con riesgos elevados, como p.e. Grecia (por 95.000 millones).
Se trata de un banco enorme (518.000 millones de euros en activos, el 50% del PIB español) cuyas consecuencias, si cayera, serían gravísimas. Otra vez el problema del “too big to fail” (demasiado grande para quebrar).

Un modelo diferente de toma de decisiones en la UE

Una delegación de la EU, BCE y FMI (más conocida como la Troika) se reúne esta semana con el Primer Ministro Griego Giorgios Papandreu para analizar directamente el avance en los ajustes de gasto público propuestos por el ejecutivo.
Mientras tanto los países europeos discuten la ampliación del fondo de rescate, conocido como EFSF (European Financial Stability Facility), para disponer de los recursos suficientes si Grecia cae y arrastra a otras economías como la española o italiana.

  • Estadísticas / Stats

    • 65,832 visitas
  • Izadi® Asset Management

    Photos by Manuel Caraballo Callero
  • Contacto / Contact

    Web: http://www.izadi-ag.com

    email: info@izadi-ag.com
    Personal email: mcc.callero@gmail.com

    Tel.: +34 928 681 692
    Móvil / Mobile: +34 692 041 153
    ----------
    Photos are made by / Fotos realizadas por Manuel Caraballo