La correcta valoración del precio de la vivienda


El pasado 8 de julio, el prestigioso semanario británico The Economist publicaba un artículo en el que se indicaba que el nivel de precios agregados en el sector inmobiliario residencial en España está sobrevalorado en un 50%.

¿En qué se basa para afirmar esto? En los resultados de un estudio comparativo a nivel mundial cuya metodología consiste en comparar las rentabilidades de estos inmuebles a través de su alquiler, llegando a la conclusión que algunos países están por encima de esa media y otros por debajo. ¡Claro! Por eso disponemos de una media aritmética.

Fuente: The Economist citando otras fuentes

La tabla anterior, publicada por The Economist, incluye una serie de países donde se indica la variación de precio hasta el cuarto trimestre de 2008, la variación de 1997 a 2010 y la sobre-valoración o sub-valoración de los inmuebles en función de sus rentabilidades por arrendamientos.

Es una de las formas de saber si un inmueble tiene un precio de mercado por encima o por debajo de su rentabilidad media comparada con otros países. Así, se estima que una rentabilidad razonable, comparada con rendimientos procedentes de la bolsa normalmente, puede estar en torno al 5% anual. Es decir, un inmueble se amortizaría en unos 20 años.

En ese estudio no se estiman los costes de mantenimiento de los activos, ni los financieros, entre otros.

Es una forma de valorar los inmuebles . Pero no la única.

Por otro lado, el instituto Juan de Mariana elabora un informe en los mismos términos (rentabilidad del inmueble por arrendamiento), pero con una variante: no lo compara con esos mismos ratios a nivel internacional, sino que hace una comparativa con dichas rentabilidades a nivel histórico, es decir, a lo largo del tiempo. Es una comparación del ratio consigo mismo.

También es una forma de averiguar si este mercado está sobre-valorado o sub-valorado, pero no es el único sistema.

En ambos casos, nos parece muy adecuados estos dos sistemas de valoración para inmuebles comerciales, oficinas, naves, despachos, hoteles, complejos turísticos, etc., incluso viviendas de uso vacacional, puesto que se trata de inmuebles orientados a su explotación económica y como tal deben valorarse. Sin embargo, utilizar el mismo método para la evaluación del valor de la vivienda residencial, habitual, nos parece de una visión algo corta.

Hay otro sistema que en Izadi AG nos parece más acorde con la realidad y, sobre todo, más acorde con las preocupaciones de la inmensa mayoría del mercado comprador (y por extensión, vendedor), que coincide con personas o familias que quieren una vivienda en propiedad para su uso y disfrute, y no la ven como un gasto de inversión por arrendamiento. Dejaremos de lado la cuestión del gasto por inversión especulativa.

Pensamos que este sistema es el más cercano a las familias que compran una vivienda para su uso es el que habíamos desarrollado en un anterior informe publicado en Inmodiario.com, titulado “El ratio de esfuerzo como criterio de valoración inmobiliaria”, también en idealista.com (http://www.idealista.com/news/archivo/2010/02/18/0143033-valor-fundamental-casa-es-anos-salario-demas-es-especulacion) y en nuestro blog (https://manuelcaraballo.wordpress.com/2010/05/15/el-ratio-de-esfuerzo-como-criterio-de-valoracion-inmobiliaria-2/). Es el que el comprador habitual va a utilizar para saber si lo que compra es caro o barato.

El lector pensará que esa valoración es subjetiva. Efectivamente, así es.

Una persona puede pensar que un bien merece el sacrificio de un día de su trabajo y para otro bien está dispuesto a sacrificar un mes y medio, y para otro 4 años. Pero esa valoración es distinta para cada persona. Eso es correcto.

Una persona estaría dispuesta a sacrificar 6 meses por la posesión de un coche y otra estaría dispuesta a gastar todo el dinero ganado en 5 años para la compra del mismo coche. Es una valoración subjetiva.

Pero digamos, que la media de valoración de las personas es un valor tal que la mayoría de nosotros aceptaríamos como normal. Por ejemplo, si la renta media española es de 21.000 euros el año pasado, podemos pensar que puede ser lógico que empleemos 6 meses de nuestro trabajo para comprar un coche por 10.500 euros. Está claro que la persona que gana 100.000 euros al año, igual le apetece comprarse un coche de 40.000 por poner un ejemplo, lo cual representa menos de 6 meses de su trabajo. Y que puede haber una persona que gane esos 21.000 euros y emplee 2 años de su trabajo para comprar el mismo coche. Seguro que también existe esa persona. Pero hay que reconocer que tal actitud no es muy normal y que la inmensa mayoría nos guiamos por criterios razonables constituyendo una media aritmética aceptable por todos con una desviación standard relativamente pequeña.

Regresemos al mercado inmobiliario. En el siguiente gráfico podemos ver la evolución que ha seguido este ratio en España, EE.UU. y Reino Unido desde 1995 hasta el primer cuatrimestre de 2010:

Fuentes: Banco de España, Halifax (UK), NAR y Consum Bureau (USA)

En este gráfico vemos que al principio de la serie dicho ratio estaba en el entorno de 4 años de renta familiar disponible (después de impuestos) para el caso de España y EE.UU., mientras que estaba en cifras algo superiores a 3 años para el caso del Reino Unido.

De 1995 a 2000 esos ratios prácticamente se mantuvieron sin variaciones relevantes. Pero hacia el año 2001 algo empezó a cambiar.

Aunque con ligeras variaciones al alza a partir de 2000, la renta que debía aportar una familia después de impuestos era de cuatro años. Dicho ratio subió de forma acelerada durante los años 2001 a 2007, siendo especialmente importantes los incrementos en los años 2002 a 2006. ¿Qué fue lo que ocurrió?

La cuestión es algo larga de explicar, pero resumiendo aquel bien que los españoles habían valorado (salvo algunos años a finales de los años 80) como un bien para su uso y disfrute, empezó a convertirse en un bien valorado más por su “valor riqueza” (especulativo). Ver artículo explicativo más extenso en https://manuelcaraballo.wordpress.com/2010/05/15/el-ratio-de-esfuerzo-como-criterio-de-valoracion-inmobiliaria-2/

Los tipos de interés bajos, los laxos criterios de riesgo de la banca, las tasaciones generosas, la reducción progresiva de la tasa de desempleo (hasta el 8% de la población activa, que si bien sigue siendo escandalosa, regresábamos de etapas que superaban el 20%, y hasta el presidente del gobierno hablaba de un objetivo de pleno empleo), etc. El dinero era fácil de conseguir y el ahorro y la previsión se convirtieron en un valor anticuado. Todos participamos en la fiesta.

A diferencia de los años 80, con fuertes incrementos del precio de la vivienda, parece que un período más largo de bonanza económica (algo superior a 10 años) hizo que la burbuja siguiera creciendo y muchos pensaban que no tendría fin. O al menos así se comportaban.

Ese período tan largo de crecimiento económico eliminó muchos de los criterios de prudencia de la banca y de los empresarios (y de muchos que lo querían ser) y de los particulares que entraron a su vez en la espiral especulativa. Se aplastó el concepto “especulación” por el concepto “inversión”. Erróneamente.

Ese fenómeno se produjo en otros países como en EE.UU. y Reino Unido, pero también en Irlanda, Suecia, Italia, Francia,… y más recientemente en China, Australia, algunos países del sureste asiático,… y algunos están en pleno proceso de creación de su propia burbuja.

Parece que la economía especulativa iba eliminando a la economía real, y mucho de verdad tiene esa afirmación.

Pero volvamos a la valoración de la vivienda.

En Izadi AG nos parece más lógico aplicar el sistema de valoración del ratio de años de renta familiar disponible aplicados a la compra de un bien, en este caso una vivienda, que cualquier otro sistema propuesto referido a la rentabilidad por inversión. ¿Por qué motivos?

  1. Porque la inmensa mayoría de las ventas se las realizan personas que comprar la vivienda en la que quieren vivir. Son una minoría los que compran casas para su puesta en alquiler, al menos en España.
  2. Con todos nuestros respetos hacia instituciones como el Instituto Juan de Mariana, una evaluación del precio de la vivienda en referencia a la rentabilidad histórica media no nos parece que tenga demasiada validez por el motivo anterior y porque el hecho de que haya bajado la rentabilidad por alquiler puede ser porque los precios estén sobrevalorados o porque, por algún motivo que no vamos a desarrollar ahora, los alquileres son bajos. Compararla con la media no significa nada, simplemente puede haber un cambio de tendencia al alza o a la baja y eso no conlleva sobre-valoración o sub-valoración del bien.
  3. También con todos nuestros respetos hacia The Economist, podemos argumentar lo mismo que en el caso anterior, sólo que a nivel internacional.

Para terminar, si la vivienda se demanda en su inmensa mayoría por ciudadanos que la quieren para su uso, ¿no parece razonable que la comparación se haga con el esfuerzo que éstos deben realizar para conseguir su objetivo?

 

Manuel Caraballo Callero

Comments
10 Responses to “La correcta valoración del precio de la vivienda”
  1. George dice:

    Análisis muy valido de la valoración del precio de la vivienda. Coincido que el esfuerzo financiero requerido para la compra de la vivienda deba ser el principal indicador para determinar el nivel de los precios de las viviendas.
    En cuanto a tu comentario posterior, es una pena que a finales del 2013 los bancos españoles aun se estaban aprovechando de la liquidez del BCE para invertir ese dinero en bonos del estado español, para apoyar al gobierno y obtener muy buenos beneficios (pagar menos del 1% al BCE y obtener mas del 4,5% del estado no esta mal),pero nada de dar financiamiento a las pymes ni a los ciudadanos y sin una presión excesiva para deshacerse de sus carteras inmobiliarias, por ello el mercado aun languidece y los precios no llegan al nivel necesario para reactivar la demanda. Spain is different.

  2. When I first saw this title La correcta valoración del precio de la vivienda | Manuel Caraballo on google I just whent and bookmark it. In this awesome design of things you actually secure an A just for effort and hard work. Exactly where you lost me personally was first on your specifics. As as the maxim goes, details make or break the argument.. And it couldn’t be much more accurate here. Having said that, allow me tell you precisely what did deliver the results. Your authoring is certainly highly engaging which is possibly the reason why I am making the effort in order to opine. I do not make it a regular habit of doing that. 2nd, although I can notice the jumps in reasoning you come up with, I am not convinced of exactly how you appear to connect the details which in turn make the actual final result. For now I will, no doubt subscribe to your position but hope in the near future you actually connect the facts much better.

  3. I’ll immediately snatch your rss as I can’t find your e-mail subscription hyperlink or newsletter service. Do you’ve any? Please permit me recognise in order that I may just subscribe. Thanks.

    • Dear Julio,
      Thank you for your interest and hour subscription to my RSS. You can also subscribe by email. Just write your email address in the box that say “SUSCRIPCION POR CORREO ELECTRÓNICO”.
      You will receive an email every time I will write an article (per week approximately). Also everytime someone made a comment, if you select that possibility at the end of each article.
      Thanks again

  4. fitness dice:

    Assisted me a lot, just what I was looking for : D.

  5. You can certainly see your expertise in the work you write. The world hopes for more passionate writers like you who are not afraid to say how they believe. Always go after your heart.

  6. seo dice:

    This is very interesting! Great information and it is also very well written. I will bookmark and comeback soon.

  7. Antonio dice:

    Buenas tardes, para cuándo el BCE dejará de ofrecer esta facilidad de liquidez…?

  8. En el mercado de la vivienda hay muchos elementos que frenan el “natural” ajuste de los precios a la baja.
    The Economist, utilizando el sistema que describo en mi artículo, considera que la vivienda en la fecha que escribo debe estar sobrevalorada aún en un 40%.
    Según mi sistema (ratio de esfuerzo medido en número de años de renta íntegra) está aproximadamente sobre la misma cantidad.

    Uno de los elementos que frenan ese ajuste, aunque parezca increíble, es la facilidad de liquidez establecida por el BCE para dotar de recursos a la banca europea para que nuestro sistema financiero no quiebre. Eso está bien porque la banca dispone de recursos baratos que pueden ofrecer a las empresas y particulares (no entro si lo hacen en cantidad suficiente, que no lo hacen), pero esta misma facilidad ocasiona que nuestras cajas y bancos no se vean en la obligación de vender activos inmobiliarios de forma forzosa.
    Como se ve, este sistema ocasiona que no se vean en la necesidad de realizar importantes descuentos en los precios.
    La enorme cantidad de viviendas que está en manos de la banca (cifrada en más de 700.000) hace que todo el mercado contenga los precios. De ahí que el ajuste haya sido muy inferior que en países como Irlanda o Estados Unidos, donde la vivienda ha bajado más del 40% en los tres últimos años).
    Esta situación tiene los días contados. El BCE dejará de ofrecer esta facilidad de liquidez en pocos meses según diferentes analistas. En ese momento se producirá un ajuste de precios importantes, especialmente por la salida al mercado de las viviendas de las cajas de ahorros. Los bancos deberán hacer el ajuste pertinente tras las cajas. Y luego los particulares.
    Así el mercado llegará al ajuste necesario.
    Por cierto, que el BCE cerrará esta posibilidad durante 2011 según diversos analistas.

  9. miguel dice:

    A pesar de ser economista, cada día me cuesta más comprender el funcionamiento del mercado y sobre todo el análisis que de él se hace desde los medios. En todo caso parece incuestionable que la vivienda tiene que bajar su precio y de modo considerable. Si tenemos en cuenta que la cifra del 20% de paro cada vez tiene más visos de ser un dato estructural y no pasajero, si los sueldos reciben un palo tras otro, si en definitiva la situación lejos de mejorar, se mantiene o empeora… cómo no va a sufrir el precio de la vivienda el mismo efecto? Yo desde luego seguiré en renta unos años más.

    Mención especial merece el sujeto que llama amargados los que viven en casa de sus padres o están en renta. El colmo de la bajeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadísticas / Stats

    • 64,074 visitas
  • Izadi® Asset Management

    Photos by Manuel Caraballo Callero
  • Contacto / Contact

    Web: http://www.izadi-ag.com

    email: info@izadi-ag.com
    Personal email: mcc.callero@gmail.com

    Tel.: +34 928 681 692
    Móvil / Mobile: +34 692 041 153
    ----------
    Photos are made by / Fotos realizadas por Manuel Caraballo

A %d blogueros les gusta esto: