El futuro de la Unión Europea (y España) nos lo jugamos en Grecia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El día 10/05/2011 fui entrevistado para el programa Primera Hora de Gestiona Radio, la emisora de economía de la cadena COPE. El tema está muy repetido, pero no por eso deja de ser extremadamente importante. En realidad el problema es el más grave al que se haya enfrentado alguna vez la Unión Europea, y casi nadie duda que de su correcta resolución va a depender todo nuestro futuro.

El enlace del podcast correspondiente es éste, donde mi participación comienza en el debate que se inicia a partir del minuto 11:15

A continuación realizo un extracto de los comentarios, y de algunas ideas complementarias a las mismas, que un medio como la radio no permite por cuestiones de tiempo:

¿Por qué no ha sido suficiente el primer plan de rescate del país heleno? 

Las medidas que se impusieron a Grecia son las recetas típicas del FMI, reducción del gasto público entre ellas como medida principal. Eso conlleva una menor contratación por la Administración Pública, rebaja de salarios públicos, menores inversiones,… pero también aumento de impuestos,… Todo esto es una bomba que se traduce en una reducción del consumo. Lo que se traduce en unas menores ventas de las empresas, reducción de empleo, reducción de ingresos fiscales,… en una espiral económica nefasta para la economía del país. 

Esto es justo lo que está ocurriendo en Grecia y otros países, como Irlanda, y en poco tiempo en Portugal. El caso de España pasa por el mismo trance aunque por el momento no estamos en un atolladero tan grave como estas otras economías.

Lo nefasto de estas medidas ya están apuntadas por algunos economistas de FEDEA, cuyos artículos se pueden consultar en su blog “Nada es Gratis” titulado “La Bancarrota necesaria” de 28/11/2010 publicado también en El País, y firmado por Luis Garicano, Tano Santos y Jesús Fernández-Villaverde, y también en un estupendo artículo de Nouriel Roubini, publicado en Social Europe Journal en diciembre de 2010 con el sugestivo título “A survival strategy for the Eurozone”, donde se indican los puntos que nombro a continuación y en los que estoy plenamente de acuerdo:

¿Qué debería tener este segundo plan? 

Debería contener rectificaciones importantes a las condiciones impuestas por el primer plan:

  1. Una reducción importante de los tipos de interés exigidos. Hace dos meses se pasó de 5,5 al 4,5%, además de alargar el plazo de amortización a 7,5 años, pero una nueva reducción se hace imprescindible. Yo indicaría que por qué no puede ser incluso de 0%
  2. Un alargamiento de los plazos de devolución. Es una refinanciación, como la de un particular que está en apuros para pagar las cuotas de sus deudas. Tal vez, ese alargamiento hasta los 7,5 años sea insuficiente.
  3. Una “quita” importante en el montante de la deuda. Al fin y al cabo es algo que se ha hecho con algunos países especialmente Latinoamericanos. Es la única solución para que Grecia sea capaz de salir del atolladero en el que se encuentra. De hecho ayer mismo S&P, además de reducir la calificación crediticia de Grecia de “BB-” hasta “B”, con perspectiva negativa, advierte del riesgo de reestructuración a corto y medio plazo de su deuda, con quitas de entre el 50% al 70%. No sólo pienso que eso va a ocurrir, sino que es la única solución posible al problema. Atención que para una “quita” del 50%, el BCE perdería unos 35.000 millones de euros. No apuesto por una “quita” unilateral, ni mucho menos, pero si una reducción de la deuda de forma estructurada y consensuada con todos los socios. Comprendo que una medida de este tipo puede acarrear una desconfianza elevada de los inversores internacionales en la eurozona. De ahí que la reestructuración deba ser consensuada a todos los niveles. Estoy convencido que nuestros responsables políticos sabrán “compensar” de alguna manera a los inversores, mayoritariamente bancos.
  4. Desde diversos ámbitos se apunta la necesidad de que el Estado Griego venda parte de sus activos: por ejemplo algunas empresas eléctricas de titularidad estatal, ferrocarriles y otros,… Hace un año se hablaba de venta de algunas de sus más de 6000 islas. Al fin y al cabo es justo lo que ha hecho nuestro Ministro de Fomento en sus viajes al Reino Unido; en lugar de vender suelo, vende residencias vacacionales, pero en el fondo tienen la misma finalidad.
  5. Una medida adicional que puede ser tanto o más importante que algunas de las anteriores: el restablecimiento de incentivos para que empresas de la Unión Europea, incluso de otros países, se establezcan en Grecia. Se trata de una medida a largo plazo, y desde luego se trataría de medidas de tipo temporal. Estoy seguro que todos entendemos que la situación es extrema, que si no resolvemos el problema griego, éste nos va a repercutir de forma grave, y que ante esto, el establecimiento de medidas excepcionales se pueden justificar.

¿Qué podría suponer la negativa de países como Reino Unido o Finlandia a participar en el segundo rescate a Grecia? 

La ayuda que ha recibido Grecia procede hasta ahora de la UE y del FMI, pero dentro de la UE las aportaciones son voluntarias. No hay una obligación de participar en el rescate de un país por parte del resto. Por tanto, la negativa de algún país de participar en el rescate supone que se contarán con menos recursos o que el resto de países deban aportar una cantidad superior. No creo que esto sea realmente un problema, además están los recursos adicionales del FMI.

¿Cuáles son los países europeos que se verían más afectados? 

Aquí hay dos tipos de países: los que han comprado mucha deuda helena (tanto a nivel gubernamental, como inversores particulares en los mercados de deuda) y los que tienen empresas (entre ellas, la banca) con elevados intereses en la economía de Grecia. 

Si se produjera un default (una negativa a pagar, una mora), los inversores verían de repente que sus bonos no tienen valor. Si se acepta un nuevo plan de rescate, deberán adaptarse a las modificaciones de pago que dicho plan permita llevar a cabo al país. Por ejemplo, es posible que se produzca un aumento de los plazos de amortización de dichos bonos, o puede que se recorten los tipos de interés, o ambos, o puede que finalmente se produzca un acuerdo de reducción, lo que se llama comúnmente una “quita”.

¿Por qué Reino Unido y Finlandia dicen que no a este segundo rescate? 

Muchos ciudadanos de los países nórdicos y algunos partidos (como el ultraconservador finlandés que acaba de obtener muy buenos resultados en las urnas, por cierto), no entienden que ellos, que se consideran “más serios y rigurosos”, deban ayudar a algunos países del sur que han sido “manirrotos”, han incurrido en gastos excesivos, algunos con niveles de corrupción vergonzosos, burbujas especulativas y otros asuntos que se ven muy feos desde el norte.

La opinión pública cuenta mucho en algunos países y la gente es mucho más combativa. Una opinión pública enfrentada con su gobierno hace que el descalabro en las elecciones esté garantizado.

Con el objetivo de sofocar esta creciente oposición a nuevas operaciones de rescate, los responsables económicos de la Unión Europea barajan la posibilidad de exigir garantías en el supuesto de conceder nuevos préstamos a Grecia… ¿Qué tipo de garantías cree que serían las más adecuadas en estos casos? 

Angela Merkel ayer indicó que Alemania estaría dispuesta a aceptar una reducción de los tipos a cambio de que Grecia reduzca su riesgo de impago a través de más reformas.

Este es el tipo de garantías a las que se refieren estos países, cuyos responsables políticos pueden trasladas a sus ciudadanos. Lo que viene a significar en términos coloquiales que: “han sido unos chicos malos, pero a partir de ahora se portarán bien”.

¿Qué podría ocurrir si Grecia no cumple con estas garantías? 

Las cantidades prestadas a Grecia y otros países se hace de forma escalonada. A fecha de hoy, de los 110.000 millones comprometidos con Grecia hace un año, sólo se han entregado unos 53.000 en cuatro tramos. Un compromiso adquirido por Grecia debe ser la continuidad a un nuevo préstamo, o lo que es lo mismo, “te seguiré prestando más dinero pero si no cumples, los cortaré de raíz”.

¿Qué supondría la salida del país griego de la Zona Euro? 

Supone muchos cambios para Grecia, entre ellos que retomarán su capacidad de realizar políticas de tipo monetario, cosa que ahora no puede, como por ejemplo devaluar la nueva divisa, emitir moneda de forma autónoma, o controlar los tipos de interés,… La devaluación de la moneda es una solución a corto plazo, todos lo sabemos, ya que hace que los productos griegos sean más baratos en el exterior, lo que les permitirá relanzar su economía, reducir el desempleo, incrementar los ingresos fiscales y estar en mejor posición para la devolución de la deuda. 

Pero esta mejora es temporal, ya que supone también que los productos del exterior será más caros para los griegos, entre ellos, el petróleo, del que son casi totalmente dependientes. Eso significa que a corto plazo soportarán niveles de inflación importante, trasladándose este efecto tarde o temprano a los salarios. La rapidez de ese traslado dependerá del nivel de inflación y de lo fácil o difícil que sea incrementar los salarios (política laboral del país).

¿Debería “abandonarse” los países cuya economía parece no reaccionar tras el plan de ajuste? 

El Tratado de la Unión no contempla que se pueda expulsar a uno de los miembros, una vez aceptado. Las leyes las hacen las personas, y éstas se pueden cambiar, pero la retroactividad también es un principio básico del ordenamiento jurídico de la Unión, así que esta posibilidad no existe.

En cualquier caso, la salida de un país de la Eurozona debemos verla como una catástrofe para la construcción europea, para el euro y para nuestra economía y bienestar. Hay muchos intereses en juego y una buena parte de la deuda griega está en manos de los bancos alemanes. 

Estoy convencido de que Alemania hará lo indecible para que no se produzca un default griego. Podría aceptar una “reestructuración” en forma de quita pero, en mi opinión, sólo a cambio de contraprestaciones para sus inversores.

Como no podía ser de otra forma, este agravamiento de la crisis griega ha reavivado los temores de un contagio a España (que se habían calmado tras el rescate de Portugal)… ¿tenemos algo que temer? 

Pues sí. Sólo hay que echar un vistazo a la información económica de los diversos medios para darnos cuenta que en los últimos días la situación para España se está complicando.

De entrada, el 9 de mayo la prima de riesgo estaba a 223 puntos básicos, cuando a finales de la semana anterior no llegaba a 200. O sea que la deuda nos sale un 10% más cara con solo unos días de diferencia. Por otro lado. Moody’s advierte sobre su calificación de las Comunidades Autónomas, mensaje que agravará aún más los tipos que debemos pagar por nuestra deuda.

Resumiendo, los problemas económicos de Grecia son problemas de la Eurozona y de la Unión Europea. La solución que seamos capaces de darle a la misma va a condicionar unos determinados resultados y estos, sin duda, van a influir en nuestra economía y bienestar en los próximos años. Pienso que el futuro de nuestra Unión Europea nos lo jugamos en Grecia.

Manuel Caraballo Callero

Economista

Comments
3 Responses to “El futuro de la Unión Europea (y España) nos lo jugamos en Grecia”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] En aquel momento apunté diferentes soluciones al problema (que están publicados tanto en mi blog personal como en (Gurusblog): 1. Reducir los tipos impositivos por los préstamos procedentes del FMI, BCE y […]

  2. […] En aquel momento apunté diferentes soluciones al problema (que están publicados tanto en mi blog personal como en (Gurusblog): 1. Reducir los tipos impositivos por los préstamos procedentes del FMI, BCE y […]

  3. […] En aquel momento apunté diferentes soluciones al problema (que están publicados tanto en mi blog personal como en […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadísticas / Stats

    • 64,061 visitas
  • Izadi® Asset Management

    Photos by Manuel Caraballo Callero
  • Contacto / Contact

    Web: http://www.izadi-ag.com

    email: info@izadi-ag.com
    Personal email: mcc.callero@gmail.com

    Tel.: +34 928 681 692
    Móvil / Mobile: +34 692 041 153
    ----------
    Photos are made by / Fotos realizadas por Manuel Caraballo

A %d blogueros les gusta esto: